22° SEMANA DE EMBARAZO

  • : Function ereg() is deprecated in /home/drigani/public_html/bebetoday.com/includes/file.inc on line 895.
  • : Function ereg() is deprecated in /home/drigani/public_html/bebetoday.com/includes/file.inc on line 895.
  • : Function ereg() is deprecated in /home/drigani/public_html/bebetoday.com/includes/file.inc on line 895.
  • : Function ereg() is deprecated in /home/drigani/public_html/bebetoday.com/includes/file.inc on line 895.
  • : Function ereg() is deprecated in /home/drigani/public_html/bebetoday.com/includes/file.inc on line 895.
  • : Function ereg() is deprecated in /home/drigani/public_html/bebetoday.com/includes/file.inc on line 895.

Vigesima segunda semana de embarazo:

    ¿Ya eligió el nombre del bebé? Es una de las primeras decisiones significativas de ser madre. ¿Escogerá un nombre tradicional o de la familia?
¿O quizá algo totalmente diferente?
La piel delgada y rojiza del bebé está cubierta por una sustancia gruesa, blanca y cerosa llamada vernix o unto sebáceo. Ésta protege la piel del bebé contra las sustancias del líquido amniótico. Las uñas, párpados y cejas del bebé son visibles.

    En sus momentos de vigilia, disfruta escuchando tu voz o la música que le haces escuchar con el acompañamiento permanente del latido de tu corazón.

    Los especialistas en psicología fetal, afirman que el bebé intrauterino puede tener cambios en el estado de ánimo. Podría llorar, reír y hasta enojarse ya que su sistema límbico (lugar del cerebro que controla los sentimientos y emociones) está en pleno desarrollo.

    Mide poco más de 18 cm de la coronilla a las nalgas y pesa poco más de 340 gramos.

Los cambios en el cuerpo de la mujer:

    Obviamente se le notará el embarazo, pero todavía no debe sentirse demasiado incómoda. El útero sigue subiendo en el abdomen. Es posible que la piel del abdomen le pique, lo cual es una gran excusa para que su pareja le dé un masaje.

    La mayoría de las mujeres disfrutan esta etapa del embarazo. Siga comiendo bien, haciendo ejercicio (con el permiso del profesional de la salud) y bebiendo grandes cantidades de agua.

    Recuerde evitar el contacto con sustancias peligrosas como pinturas, productos limpiadores y solventes. Ventile bien los cuartos donde se conserven o utilicen esas sustancias. Deje que el papá pinte el cuarto del bebé.

    La panza comienza a pesar. Puedes notar que tu movilidad está más reducida y que te duele la espalda luego de estar mucho tiempo de pie o de usar tacos altos. Para aliviar este malestar se recomienda utilizar calzados cómodos, preferentemente bajos y sin tacos.

    En esta etapa es deseable una ganancia de peso de aproximadamente 400 grs. por semana. Cuida tu dieta y elige aquellos alimentos ricos en nutrientes.
Si bien las verduras y frutas frescas aportan escasas calorías, su valor alimenticio está dado por su contenido de vitaminas y minerales. No olvides que el calor de la cocción destruye muchas de las vitaminas.
En general se aconseja a la embarazada una dieta pobre en sal, para evitar la retención de líquidos.

    Una embarazada sin sobrepeso y con un buen entrenamiento enfrenta el momento del parto con muchas más resistencias, lo que se traduce en un mejor aprovechamiento del oxígeno, quedando más de éste disponible para su bebé. La tonificación de la musculatura general, y en especial de la perineal, ayuda a evitar los desgarros y prolapsos.

    La embarazada bien entrenada aprende a controlarse más durante las contracciones, haciendo que éstas sean mucho más tolerables. Ayuda a acelerar la salida de la contracción, adelantando el período de alivio.
Cuanto antes comience su entrenamiento durante este trimestre, más ágil llegará al momento del parto.

    Pese a los dolores ocasionales, esta es la mejor etapa del embarazo. La barriga ya se nota, por lo que la madre ya se siente embarazada y todo el mundo lo nota.

    Si se pone enferma, un resfriado, una gripe… se lo tiene que decir al médico antes de tomar ningún medicamento. Para recuperarse lo antes posible, beba más líquido y trate de comer de manera regular. Un caldo de pollo o verduras es cálido, líquido y nutritivo: un gran reconstituyente. No perjudica al bebe que la madre no coma bien durante algunos días, pero pasará antes la enfermedad si se alimenta correctamente.

    Recordar que como hemos comentado durante las semanas anteriores, durante el embarazo las articulaciones se aflojan para separarse más fácilmente durante el parto. Gracias a esto, la flexibilidad aumenta, pero también puede provocar algún dolor, sobre todo en la zona púbica (en la sínfisis púbica, la articulación central del hueso púbico).